Posts Tagged ‘tierra peinada’

Tierra barata 8

agosto 22, 2008

Detener la caída de los cohetes gazanos es imposible.
Recuerdan, más que a misiles, cañitas voladoras.
Sin sistemas de guía, sin más que caño y explosivo, nadie sabe en forma exacta en dónde irán a caer.
Los lanzadores no orientan sus lanzaderas hacia un objetivo preciso, sino las apuntan hacia “allá”, para que exploten del otro lado, en un barrio de Sderot, con suerte, o en un kibutz vecino, cuando no caen en terreno abierto.
Los equipos de lanzadores, dos o tres, tienen gran movilidad, disparan y rajan, pero dos por tres, desde arriba, helicóptero o avión, los israelíes los liquidan.
Pero siempre aparecen otros en otro punto, listos para encender la mecha de sus Kassams.
Los puestos de observación israelíes los detectan cuando ya están volando, hacen sonar las alarmas, que se refugie el que puede, y que caiga el cohete en donde caiga.
A veces entran por el techo, destrozan lo que encuentran, y hasta matan a alguien.

Anuncios

Tierra barata 4

agosto 22, 2008

Los cuatro puertos filisteos, en la costa mediterránea, de sur a norte: Gaza, Ashkelon, Ashdod, Yavne.
Gaza (Aza), el énclave humano con mayor densidad de población del planeta.
Los filisteos (los pilistinim), venidos del Egeo, enemigos bíblicos de los hebreos, nunca concretaron su proyecto de conquistar la tierra de Canaán, sólo hicieron pie en la costa Mediterránea (cuando Roma sí conquistó, le puso Palestina a su nueva provincia, golpe de gracia a los vencidos). En esa costa, sus cuatro puertos-factoría cobraron tanta importancia económica y estratégica que era cosa de ponerse a esperar hasta que el imperio de Egipto los conquistase.
Gaza, Ashkelon, Ashdod: enla Gaza de hoy, la franja y la ciudad, pesadilla bloqueada, aíslada, con hambre y sed, para amenguar el mal sueño, los gazanos perfeccionan el alcance de sus cohetes Kassam y ponen en acción otros más modernos, traídos de contrabando desde Egipto, a través de la red de túneles “secreta” que pasa por debajo de Rafíaj, ciudad partida en dos. De este modo, desde hace menos de un año, con la salvedad de la tadia (tregua_ actual Ashkelon recibe andanadas de cohetes, que ya han logrado varios de sus cometidos: gente herida, algunos muertos, viviendas destruídas y descenso en el valor de las propiedades que, en especial franceses, han adquirido en la “marina” ashkelonense.
Hoy, un departamento en Ashkelon, bien equipado, con vista al mar, cuesta casi tanto com o en Shderot.