Posts Tagged ‘Tierra pateada abajo’

Tierra cavada

noviembre 8, 2008

Hablo por teléfono con mi amigo, pintor, poeta, titiritero, Lucio Griffoi. Lo llamo bastante seguido, como é lo hacía cuando nos precedió en vivir en Israel.
Aguantó, con Grizelda y Lúa, casi cinco años.
Estuvo en Ashkelón, luego en Bat-Yam, y terminó en el norte, en el “campo”, como él le llamaba, cerca de Cesárea.

Uno de los trabajos que realizó fue ayudante de arqueología. Y cuenta que, cuando cavaba en el fondo de su casa del norte para plantar tubérculos, encontraba los mismos trozos de cerámica antigua que en las excavaciones “profesionales”.
Juntó varias bolsas pero, para poder regresar a la Argentina, tuvo que dejar todo.

Cuando vivió en Bat-Yam, se dedicó a fabricar títeres y a comprar por centavos, discos de vinilo en las disquerías de usado de Tel-Aviv.

Llegó a juntar 10.000, de todos los géneros, que tuvo que dejar en un depósito, cuando tocó la urgencia de volver.
Un año más tarde, ya en Buenos Aires, los recuperó. En dueño del depósito, el entrerriano Ténembaum, los metió en un barco y se los envió sin cargo.

En el norte, se alimentó a base de carne de cabeza de jabalí. Se las compraba a un cazador, y él las limpiaba y preparaba.
Enfermó de gravedad por la picadura de garrapatas, las mismas que, años más tarde, mataron a Meir Ariel.
Lucio zafó, pero, antes de la vuelta, hubieron de pasarle, rasantes, por el techo de su casa, cohetes katiusha, que venían del Líbano, y explotaban a pocos metros de donde él aguardaba, cuerpo a tierra.

En nuestra última comunicación, hace una semana, me pide Lucio que cuente alguna de estas historias.

Anuncios

Tierra caída

octubre 22, 2008

En tanto, bien abajo, la hierba silvestre que crece en los baldíos de arena, se llenó de caracoles blancos.
De lejos, cualquiera diría que son flores.
Aquí, “cualquiera se equivoca”, es ley.