Posts Tagged ‘Terra agujereada’

Tierra del fuego 9

diciembre 27, 2008

Los pobladores de los asentamientos y ciudades que bordean Gaza, y otras, más alejadas, pero al alcance de los cohetes palestinos, que pedían fuerza en lugar de diálogo, se protegen ahora en los refugios. Antes del ataque “de protección”, durante la tregua, no sufrieron muertos, sólo afectados de pánico. Ahora un vecino murió. El ministro Barak se hace cargo:

Ministro Barak:
No teníamos salida. Ahora, nos llegó el turno de disparar. No se puede permitir que los cohetes asolen el Neguev. No vamso a dejar que nuestros soldados y ciudadanos vivan aterrorizados.

(El piano: era una excusa)

Tierra del fuego 8

diciembre 27, 2008

Un corresponsal palestino desde Gaza informa que están bombardeando Jan Yunes. La periodista, que antes habló con el Coronel retirado, dialoga con él:

Periodista: ¿Cuándo empezó el ataque?

Corresponsal palestino: Hace un rato. Le tiraron un misil a un coche en movimiento. Pero le tengo que decir que en ningún momento los aviones israelíes dejaron de pasar por el espacio aéreo de Gaza. Y de tanto en tanto se escucha una explosión.

Periodista: ¿Y qué se ve, allí en Gaza? ¿Cuál es el aspecto de la ciudad?

Corresponsal palestino: No hay electricidad. Está todo oscuro. Desde mi ventana puedo ver la calle, vacía. Cada tanto pasa un auto.

Periodista: Y…

Corresponsal palestino: Pero le tengo que decir que entre los muertos hay muchos civiles.

Periodista: ¿Cómo puede ser? La fuerza aérea atacó objetivos previamente estudiados, objetivos militares. Y el ejército pidió a la población que no salga de sus casas, que puede ser peligroso. ¿Será que los militantes del Hamas se escudan en la población civil, y por eso las víctimas?

Corresponsal palestino: ¿Qué hace un civil, en cualquier lugar del mundo, cuando quiere resolver un problema? Va a la comisaría. A la hora de los bombardeos, las comisarías estaban llenas. Muchos civiles murieron allí, otros están heridos. Y con respecto a los demás muertos, no eran militares, sino policías. Policías, como existen en cualquier ciudad del mundo. Así que esos policías están más cerca de los civiles que de los militares. Y ninguno de ellos disparó Kassams, ninguno de ellos estuvo involucrado en los lanzamientos.

Periodista: Pero no hubieran recibido con los brazos abiertos a israelí…

Corresponsal palestino: ¿Y usted qué espera? ¿Que lo felicite?

Periodista: Tenemos que cortar ahora, esta discusión puede durar hasta la eternidad.

Tierra extrema

diciembre 24, 2008

En Arad, el frío y el viento voltean, dicen, para el lado del wadi; en una hora voy a salir y comprobar hasta qué punto el wadi hace fuerza para tragarme.
En varias zonas del país llueve, lluvia de veras, no en cantidad extraordinaria, pero se quebró la racha.
Ahora, y ya me empiezo a cansar de la metáfora, la lluvia encarna sus dos formas esenciales en Israel: agua y cohetes. Hoy, en respuesta a los tres palestinos muertos ayer por el ejército, desde Gaza han caído más de sesenta Kassams, proyectiles de mortero, y hasta un cohete Grad en Ashkelón. Los grupos armados gazianos demuestran, con este actuación que deslumbra, que, a pesar de las diferencias tecnológicas, y de la elemental, dominador y dominado-rebelde, la fuerza que los guía es la misma que impulsa los actos de este lado:vengan, atáquenos, destruyan nuestros barrios, maten cuánta gente les sea posible, de modo que podamos dar crédito a nuestra lucha, lograr apoyo internacional, descrédito del enemigo…
Oh, aquel concepto energúmeno: extremar las condiciones, extremar las contradicciones.
Extremar el trabajo de los sepultureros.

Tierra desde Gaza, primera versión

diciembre 22, 2008

Locutor de radio desde Israel: ¿Pero es verdad que los propietarios de los túneles pagan para que grupos armados disparen cohetes hacia Israel?

Hombre que habla desde Gaza: Claro que sí, a los dueños de los túneles no les conviene para nada que Israel levante el bloqueo. Ellos ganan dinero con la mercadería que pasan desde Egipto, y un cambio de situación sería su ruina. De modo que contratan a grupos armados que poseen Kassams y morteros para que disparen sobre Israel. Así, el embargo se mantiene, y los túneles siguen trabajando.

Tierra seca a fondo 2

diciembre 10, 2008

Un ejemplo es el gato que puso Guinadi sobre la mesa del jol del edificio.
Un gato embalsamado, como si durmiese.
Pero no duerme un gato seco.

Tierra barata 1

agosto 18, 2008

Para la búsqueda de nuestra nueva vivienda, acorde a nuestro presupuesto, que es muy reducido, debemos tener en cuenta:

a. El norte, al alcance de tiro de los misiles de Hizballah, como quedó demostrado en la última guerra, es baratísimo.
En Kyiriat Shmona, ciudad fronteriza con el Líbano, histórica receptora de Katiushas, la vivienda no vale nada.
Jaiffa, la tercera ciudad de Israel, segunda por extensión, además de castigada por los misiles durante la guerra, hace dos años, sufre la contaminación proveniente de las petroquímicas, refinerías de petróleo asentadas en ella, con aporte significativo de su central eléctrica, cuyas chimeneas, de la década del treinta, son las torres más altas de Israel. Aquí se consiguen departamentos baratos, amoblados, con aire acondicionado.
El golfo de Jaiffa contamina a la ciudad y a los municipios, las krayiot (Kiryiat Yam, Kiryat Mutzkin, Kiryat Bialik, etc.). En todas ellas hemos averiguado precios, casi siempre más baratos que Jaiffa).

b. El sur, la región del Neguev, tiene por capital a Beer-Sheva. Allí vivimos siete años y medio, pagando alquileres un cuarenta por ciento menores que los que pagaríamos en el centro por chuchitriles. Esta ciudad, cerca de la cual, según el mito, Abraham estuvo apunto de sacrificar a su hijo Isac, recibe una contaminación masiva proveniente del polo petroquímico Ramat Jovav. De este modo, la expectativa de vida promedio de Beer-Sheva, es dos años menor a la del resto del país.

La ciudad de Dimona, a media hora de la capital del Neguev, en tanto, es vecina de la central nuclear, en donde se almacenan, secreto a voces, 150 ojivas nucleares. Alquilar en Dimona es mucho más económici que en Beer-Sheva.

Más barato aún es vivir en Sderot, que está a menos de dos kilómetros de la franja de Gaza, desde donde llueven, cuando no hay tregua, como ahora,. centenares de cohetes caseros Kassam y disparos de mortero.