Tierra del fuego 73

(A las cero horas (GMT), dos de la madrugada en Israel y Palestina, comienza a regir el alto de fuego unilateral declarado por Israel. Hamas no acata, porque lo han dejado afuera. Hoy ha disparado cuarenta cohetes contra el sur de Israel, que han dejado a alguna gente con ataque de pánico. Se espera que seguirán disparando durante toda esta semana, “nuestra resistencia continúa”)

Los locutores y periodistas aguardan la aparición de Olmert y Barak, que anunciarán la decisión del gabinete de guerra, por tres votos a favor contra una abstención (del jefe del Partido de los Jubilados, Yaacob Benizri, ex-jefe del Mosad), de un alto del fuego unilateral. Las estrellas se retrazan, entre estudios centrales (Cadena Bet) y los cronistas en la Knesset, tratan de amenizar, con comentarios e interpretaciones que no aportan novedad, en concordancia al estado de polémica cero, que caracterizó a la prensa durante este conflicto:

Analista:
El Hamas no está de acuerdo con este cese de fuego. Hasta que el Tsahal no se retire de Gaza, no cesarán su resistencia. Y hacen hincapié en un punto muy importante, los pasos fronterizos. Ellos exigen su apertura inmediata.

Locutora:
¿Pero por qué es tan importante que se abran los pasosÇ

Analista:
Bueno, ellos quieren que su pueblo respire un poco.

Y más adelante:

Analista:
Cuando los dirigentes del Hamas salgan a la superficie, tendrán que ver las fotos de Gaza desde el aire, y se darán cuenta de que ya no es la misma Gaza, ya no es la misma gente y, a lo mejor, tendrán que dejar los cohetes a un lado. Hamas tendrá que trabajar duro para reconstruír su imagen en el pueblo.

En el cese de fuego acordado se deja de lado al Hamas, “con terroristas no se negocia”: no se le reconoce status de combatiente, se trata de un acuerdo “contra el Hamas”, como lo definió la ministra Livni. Hamas es como un condenado a muerte, o reclusión perpetua en Gaza destruída, en jucio sumario, donde no hay apelación. Se lo acusa de “haber actuado como ninguna otra organización terrorista en la historia, usando de escudo a la población civil:

Olmert:
Hamas obligó a Israel a poner a prueba sus valores supremos, que son el respeto a la vida. Pero Iran y Hamas creyeron que la contención de Israel era signo de debilidad. Y se sorprendieron.

Luego (o antes), “victoria:

Olmert:
Nuestros objetivos han sido alcanzados, y mucho más que eso.
Está operación confirmó el poderío de Israel.

Y más adelante:

Olmert
Si el Hamas llegase a atacar de nuevo, volverá a sorprenderse del poderío del Tsahal.

Pero algo más atrás:

Olmert:
A los habitantes de Gaza: nosotros no los odiamos a ustedes, no les quisimos hacer daño, sólo quisimos defender a nuestros hijos. Vuestro sufrimiento es terrible. Vuestros gritos de dolor han tocado nuestro corazón.

Dice que cuando el Tsahal se retire de Gaza, ya ha encargado al ministro Jaim Herzog que encabece una comición gubernamental para coordinar la ayuda humanitaria a la ciudad destruída. Eso, si se retira:

Olmert:
Si comprobamos que la coordinación con Egipto va bien, en lo que respecta al control del contrabando de armas, si el Hamas cesa de disparar, entonces, consideraremos salir de Gaza.

El ministro Barak dijo las mismas cosas, pero en diferente orden. Elogió al Tsahal, que se lució como en su mejores tiempos. En su racconto de éxitos, incluyó este detalle:

Barak:
Hemos matado a 1200 palestinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: