Tierra del fuego 3

Doce y media del mediodía, cielo despejado, sin viento. No se oyen aviones, apenas el motor de algún coche que pasa por la calle Haganá, que bordea al wadi, y llega hasta el estadio de fútbol. A esta hora, Hapoel Arad juega de local, pero no se oirá nada desde aquí, tan pocos son los que concurren a la cancha.
Algo más lejos del casco urbano de Arad, a ambos lados de la ruta conduce a Beer-Sheva, en la base del regimiento Najal, hay preocupación. De todas las unidades militares, esta es la que más casos de cáncer linfático registra entre sus soldados. La sospecha apunta a las aguas servidas que, desde Arad, se vierten en los campos que ocupa la base. Este problema se debatió en la Knesset, y se pide su traslado a otra parte. El jefe del regimiento se niega, “no nos hemos de mudar”.

Un vocero del Hamas, desde Gaza:
Así no se puede seguir viviendo, hay que tomar una decisión: o llegamos a un acuerdo de cese de fuego, o nos lanzamos a un enfrentamiento a gran escala con Israel.

El ministro Barak se inspira. Abre su piano y deja pasar. hacia Gaza, medicamentos y comida desde Egipto. Habla Olmert

Primer Ministro Olmert:
No queremos disparar sobre el pueblo palestino, pero no permitiremos que el Hamas haga daño a nuestros niños.

Los militares israelíes hacen cuentas. Del otro lado hay más de 15.000 soldados. Entrenados, con buenas armas. El cielo ya está despejado. Una del mediodía.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: