Tierra seca y cómo

Ahora sí que hace frío.
Aquellos que salieron al centro, a hacer trámites o compras, no vieron el candelabro público de Jánuca que, es costumbre en cada ciudad, se va encendiendo en los espacios del centro, como plazas, por ejemplo.
Tampoco, como en Bat-Yam, se vieron muñecos de “Santa” y arbolitos, salvo puertas adentro de alguno de los comercios de rusos.
En general, cuentan, casi no hay gente en la calle. Mejor dicho, no se ven peatones. Tanto viento y tanto frío que sólo aquel que cuenta con vehículo puede trasladarse a donde quiera.
El almacén de los hermanos beduinos, en tanto, trabaja a toda máquina. Redistribuyeron la mercadería para darle un lugar preferencial a su producción de sofganiot, las masas típicas de Jánuca, que no son otra cosa que bolas de frayle evolucionadas, suspiro de monda judíos, rellenos con todo tipo de dulce.
No llueve, la atmósfera está constipada.
Sólo, a pesar de la tregua de 24 horas que pidio el Hamas, han caído hoy cuatro cohetes palestinos.
Tropas israelíes, para que no se corte la racha, mataron a tres hombres del Hamas,
sorprendidos cuando portaban granadas e instalaban explosivos, en algún punto cerca de la cerca que divide Gaza de Israel.
El deseo unánime es que llueva, pero no se sabe cómo.
O no hay acuerdo.
O, quién sabe, hay temor por los métodos.
O, al revés, porque no existen.
O lo que no existe es temor.
O cuántas napas se han secado.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: