Tierra ilumina

Viajamos a bordo de la línea 388, por visita no programada a Beer-Sheva.
En la ruta, el autobús va recogiendo pasajeros de las aldeas beduinas, algunas, sólo caseríos, otras, en cambio, pueblos casi urbanos.
En la parada que coincide con un asentamiento importante (dos mezquitas de minaretes altos, una con cúpula verde), asciende un mufti joven. Gorro y túnica blancos, cabellos largos y negros que caen a los costados, barba corta y sandalias, carga un gran bolso y sonríe: luz en sus ojos, en éxtasis, un Jesús árabe avanza por el pasillo y nos cagamos de miedo.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: